Educación Infantil Temprana (ECE)

Historias de éxito

Rebeca Alcántar

Rebeca llegó a la educación infantil temprana por su deseo de conocer mejor a los niños y ayudarlos a desarrollarse mejor. Una de las razones por las que decidió asistir a Cabrillo es porque dan clases ECE en su lengua materna, español. Esto significó que ella progresara hacia su meta de carrera, mientras trabajaba para mejorar su inglés al mismo tiempo.

En Cabrillo, ella encontró un ambiente de aprendizaje que la ayudó a cambiar su visión de la crianza de los niños. Rebeca ha estado observando a sus instructores y estudiantes avanzados que tienen sus propios negocios de cuidado de niños y le gustaría hacer lo mismo en el futuro. Ella dijo que una de las herramientas más valiosas disponibles para los estudiantes de ECE son los mismos maestros.

"En Cabrillo, aprendí a entender por qué los niños se comportan en ciertas maneras. Eso me ayudó en mi trabajo y con mis hijos. Antes, acostumbraba a detenerlos de hacer algo. Ahora los observo y sé ciertas maneras de redirigirlos. Los maestros son un gran recurso y nos brindan ideas. Cuando veo cómo enseñan, realmente me hace querer ser una maestra".
placeholder
Mariana Arreola-Flores

Mariana Arreola-Flores siempre quiso trabajar con niños pequeños – originalmente pensando en una edad de kindergarten. Sin embargo, una vez que comenzó con los cursos de ECE, se interesó en el desarrollo infantil y cómo se desarrollan los niños en el kindergarten. Mariana disfruta de entender los conceptos de las diferentes etapas de desarrollo.

Estoy muy contenta de saber que hay tantas cosas que podemos hacer para apoyar a los niños. Es importante asegurarse de que a todos los niños se les provea cuidad", dice Mariana.

Al ser madre ella misma, eligió Cabrillo debido a la flexibilidad de horario en las clases que se ofrecen. Había estado fuera de la escuela por algunos años y era importante para ella y su familia el que regresara a la escuela. El Departamento ECE de Cabrillo lo hizo posible.

A Mariana "le encantaron las clases".

El Departamento tiene un ambiente muy acogedor. Los instructores son muy imparciales y dispuestos a aceptar las diferentes áreas de crecimiento y de experiencia de cada persona. Escucharon mis ideas. Es un ambiente muy diverso e inclusivo."

Mariana continuó sus estudios, obtuvo un título de B.A. y ahora maneja su propio programa preescolar con base en su casa. Ella y otros tres profesionales ECE están orgullosos de su trabajo educando a los niños en su escuela preescolar con base en casa.

placeholder
Ednaarely Cruz

Como la hija mayor de una gran familia, siempre supo en su interior que quería trabajar con niños. En su primera clase ECE, quedó intrigada con la profesión, después de oír al instructor hablar de la importancia del cuidado temprano y el impacto duradero en el desarrollo de los niños.

Allí fue cuando tomé la decisión de que aquí es donde quiero esta", comenta Ednaarely.
Dice que, para ella, fue una jornada personal, y que "tomar las clases te da un mejor entendimiento de tu propia educación y tu perspectiva de lo que piensas de todo lo que se trata ECE."

Ednaarely agradeció las clases "increíbles" y encontró que los instructores son esclarecedores, genuinos y auténticos cuando hablan de la educación infantil temprana. Fue claro que "a ellos realmente les importa ECE, hablando de una forma poderosa". Agradeció la oportunidad de aprender más acerca de los niños con necesidades especiales y perspectivas sin prejuicios, incluyendo el aprecio por cada niño y familia como individuos únicos.

A través del programa completó sus prácticas supervisadas y trabajó como interna en el salón de preescolares y en el salón de infantes del Centro Infantil y Laboratorio de Cabrillo College. Se graduó con su título A.S. en Educación Infantil Temprana.

Ha hecho el recorrido completo, llegando a ser Maestra Principal (Master Teacher) en el salón para niños pequeños en el Centro de Niños y Laboratorio Escolar de Cabrillo College.

placeholder
Griselda Pineda

Griselda había estado trabajando con niños desde que llegó a California, pero no tenía entrenamiento formal en educación infantil. Se había considerado ella misma como una ingeniosa madre de tres niños y proveedora de cuidados. Cuando observó a los instructores de educación infantil en Cabrillo comunicándose con los padres de los niños, se dio cuenta de que quería ser igual que ellos.

Me encanta el programa en Cabrillo. Abrió más puertas y oportunidades de trabajo. Estoy tan feliz porque ahora realmente entiendo como cada niño es diferente y puedo ser más respetuosa con los niños y sus familias".

Griselda estuvo especialmente agradecida por los cursos que se ofrecen en español y en formato bilingüe.

Podía manejar y mejorar el inglés y al mismo tiempo, entender 100% de lo que se trataba la clase. En Cabrillo, aprendí a realmente conocerme a mí misma. Una vez que tengo confianza en mi persona, puedo ayudar realmente a que los niños expresen sus sentimientos … Hagas lo que hagas en Cabrillo, siempre estás aprendiendo … una gran oportunidad de crecer".
placeholder
Spencer Winter

Spencer Winter ha trabajado con niños casi toda su vida. Su hermano menor necesitaba ayuda extra. Spencer enseñó a su hermano a leer, y ayudó a otros niños con necesidades especiales para aprender a leer.

Él no lo veía como un camino hacia una carrera en aquel momento. A medida que continuó trabajando en centros de cuidado y escuelas, se dio cuenta de que la práctica y la teoría no compaginaban con lo que él consideraba importante para el niño.

Spencer decidió obtener una certificación en educación infantil temprana y usar ese tiempo para descifrar su futuro.

Después de su primera clase, Spencer descubrió que la experiencia fue "increíble".

Sentí que mis creencias acerca del desarrollo infantil eran válidas. Me enamoré del programa y tomé cada clase que ofrece".

Spencer continuó para obtener su Título de Asociado. En el programa, él participó en las prácticas supervisadas y completó un internado en el salón de niños menores de tres años.

Él fue uno de dos personas de Cabrillo, a quienes se les concedió una beca de practicante en Japón en el 2019. "Ha sido una experiencia maravillosa y estoy emocionado pensando en todo lo que aprenderé en Toki", dice Spencer.

En cuanto regrese, planea trabajar en programas de cuidado y educación infantil de alta calidad, y, con el tiempo, ser director de un programa de educación infantil.

Baje El Folleto